Llevar un caballo de la cuerda

Practique llevando al caballo de la cuerda con usted a la altura de su hombro, en la zona de la cruz y cerca de su cabeza. Si puede conducirle en todas esas posiciones, sepa que él escucha y acepta sus directrices.

Practique llevando al caballo de la cuerda con usted a la altura de su hombro, en la zona de la cruz y cerca de su cabeza. Si puede conducirle en todas esas posiciones, sepa que él escucha y acepta sus directrices.

Llevar de la cuerda es una parte esencial del entrenamiento del caballo. Un animal al que se le lleva bien de la cuerda, normalmente se le ata también bien, acepta la brida, no invade su espacio empujando, no muerde ni tira, ni es perezoso cuando se le monta, y probablemente también subirá bien al remolque.

Llevar de la cuerda a un caballo es una forma fabulosa de desarrollar la comunicación con el caballo, y se le pueden transmitir muchas cosas por la forma en que se conduce.

Es una buena idea tener una cuerda de unos 4 metros y llevar guantes. Esta cuerda da más espacio para estar fuera del camino del caballo si da un salto o se pone de manos, a la que vez que permite retenerle.

Nunca se enrolle la cuerda alrededor de la mano ni de los dedos
Si un caballo es distraído utilice vibraciones o sacudidas intermitentes de la cuerda para que atienda y le mire. En cuanto esté atento, afloje la cuerda y déjela quieta. Repita este proceso cada vez que se distraiga.

Si un caballo es distraído utilice vibraciones o sacudidas intermitentes de la cuerda para que atienda y le mire. En cuanto esté atento, afloje la cuerda y déjela quieta. Repita este proceso cada vez que se distraiga.

Lo mejor es llevar al caballo con la cuerda algo floja. Usted quiere que él camine a su ritmo y que se pare cuando usted se para.

Cuando lleve de la cuerda a un caballo, camine a su propio ritmo y en una dirección definida, y así él tendrá claro a dónde van ambos y a qué velocidad. Es una buena idea enseñarle a ir tanto al lado derecho como al izquierdo.

Deja tu comentario