Castración en el caballo

Castración en el caballo

La castración se ha venido utilizando como forma de controlar el comportamiento masculino/agresivo del caballo. Es una de las cirugías más frecuentes, sin embargo no está exenta de riesgos. En este artículo, revisaremos por qué se debe castrar un caballo, cuándo y sus posibles complicaciones.

¿Por qué?

Los testículos son los órganos responsables de producir testosterona. Su eliminación evita el comportamiento masculino indeseado –Agresividad, intento de monta de otros caballos, masturbación-. Sin embargo, si la castración se produce a una edad tardía o cuando el caballo ha cubierto yeguas, no siempre se puede evitar el comportamiento de semental.

¿Cuándo?

La mayoría de los veterinarios está de acuerdo en que castrar los potros por debajo de un año es lo ideal. Muchos propietarios tienden a castrar los caballos cuando comienzan a tener problemas de manejo (hacia los tres años). El mejor momento es variable y depende de varios factores: manejo, clima, entrenamiento, desarrollo físico del animal…

¿Cómo?

  • Es fundamental que el caballo tenga ambos testículos descendidos en el escroto.
  • Si sólo se puede apreciar un testículo, el caballo puede ser criptórquido (un testículo se encuentra en el canal inguinal o en el abdomen), en este caso, es importante castrar el caballo, deben eliminarse los dos testículos y por ello es muy recomendable realizar la operación en un quirófano.
  • Las castraciones en el campo pueden realizarse con el caballo en pie o tumbado, depende de la preferencia del veterinario, del riesgo por parte del animal (por ejemplo, anillos inguinales abiertos), o de la preferencia del propietario.
  • La castración se puede realizar en el campo, mediante una técnica limpia pero no estéril.
  • La castración también puede realizarse en el quirófano de un hospital veterinario, de forma estéril.
  • El caballo debe haber sido vacunado contra el tétanos en los últimos 6 meses o se vacunará en el momento.
  • Se examina al caballo y se seda, se prepara el escroto para la cirugía se exponen los testículos y se emasculan (instrumento que corta y evita el sangrado de los vasos). En el campo, la herida se deja abierta (no se dan puntos en la piel).

Complicaciones:

  • Las complicaciones más frecuentes son la inflamación y el sangrado.
  • Una pequeña inflamación puede ser normal, deja de serlo cuando es persistente o el caballo tiene fiebre convirtiéndose en tal caso en infección.
  • Una de las más serias complicaciones es la eventración, un segmento de intestino sale por la herida de la castración, ésta es una grave emergencia.
  • El omento es un tejido que rodea órganos abdominales y puede también eventrarse, pero no confiere un peligro de vida o muerte.

Cuidados:

El caballo debe mantenerse estabulado las 24 horas siguientes a la castración. Después de esto, debe ejercitarse cada día y debe echarse agua fría en la herida.

NOTA: La testosterona residual puede mantenerse en el caballo durante aproximadamente 6 semanas.

 

Deja tu comentario