Reglas de seguridad para niños con caballos

Reglas de seguridad para niños con caballos

Asegúrate que tus hijos y tú sigan estas reglas básicas para aumentar la seguridad en las caballerizas o al montar.

Seguridad en el campo

Al acercarte para atrapar a tu caballo, siempre háblale para alertarlo de tu presencia, así evitarás que se asuste y tenga alguna reacción peligrosa. siempre acércate a él de lado o de frente para evitar su punto ciego y no asustarlo, tócalo en el cuello y hombro con movimientos firmes pero suaves.

Ten especial cuidado al entrar a un corral donde haya varios caballos, pueden empujarte, pisarte o patearte sin darse cuenta, tampoco entres llevando grano o comida, puedes atraerlos a tu alrededor y podrían llegar a pelear por la comida y atraparte en medio de esta situación.

Guiarlo

Siempre usa una guía sujeta al almartigón, nunca la enredes alrededor de tu mano, ya que el caballo podría jalarse y apretar la guía hasta causar daño grave. En lugar de esto, dóblala varias veces y agarra la cuerda en el medio de los dobleces. Nunca enredes una cuerda que esté atada a un caballo alrededor de alguna parte de tu cuerpo.

Nunca permitas al caballo que llevas tocarse la nariz con otro caballo, pues pueden empezar una pelea o morderse, esto aplica también cuando estés montando.

Atarlo

Siempre haz el nudo a la altura del ojo del caballo por lo menos, nunca mas abajo y no de un largo mayor a tu brazo, siempre a un objeto sólido y fuerte, usando un nudo especial, (pregunta a tu entrenador), mantén tus dedos fuera del nudo mientras lo haces, siempre con un almartigón y una guía, nunca con el freno y las riendas.

Para preparar a tu caballo, siempre párate cerca del hombro o de los cuartos traseros de forma lateral, nunca directamente enfrente o detrás del caballo.

Mientras pasas la almohaza o cepillas la crin y la cola, al caminar detrás del caballo hazlo lo suficientemente lejos para evitar una patada, siempre mantén una mano sobre el anca del caballo para que sepa que estás ahí, en caso que se mueva hacia ti podrás detenerlo o ser empujado en lugar de que te pise.

Evita agacharte bajo la guía, podría jalarse hacia atrás y hacerte daño con la cuerda. Ten cuidado con las patas y manos mientras estés alrededor del caballo para evitar que te pise. Cuando sueltes una pata del caballo después de limpiarla, asegúrate que tus pies no estén a su alcance y te dé un pisotón.

Cuando estés haciendo algo en el casco o la parte baja de la pierna, nunca te hinques o sientes en el suelo, sólo agáchate o ponte en cuclillas para poder moverte con rapidez en caso de un sobresalto.

Cuando pongas la camisa de tu caballo, primero abrocha las hebillas del pecho, luego las del centro y finalmente las de atrás. Cuando quites la camisa, desabrocha en el orden inverso. Esto es para evitar que la camisa pueda resbalar y enredarse en las patas del caballo, lo que podría ocasionar que trate de liberarse y lastimarte.

Comentarios