Suertes de la charrería

Jineteo de toros
Jineteo de toros

Jineteo de toros

Esta faena consiste en que un charro monte a un toro con la finalidad de permanecer montado en él hasta que el toro deje de reparar, para ello se encajonará al toro y con un equipo de auxiliares, los cuales deberán vestir correctamente de charros, hasta dos apretaladores por dentro del ruedo para estirar el pretal, pudiendo contar hasta con tres ayudantes por dentro de los cajones para sostener la cabeza del toro, apretalar y sujetar del cinto al jinete, para que pueda montarse y acomodarse.

El toro deberá apretalarse en el cajón, después de haber sido sorteados los que se montarán en la competencia. Se bonificará un punto a la puntuación general del equipo cuando el toro salga del cajón antes de los 4 minutos permitidos para poner el pretal.

Si por alguna circunstancia especial no se pudiera apretalar dentro del cajón, se abrirá la puerta para que el toro salga al ruedo, y después de consumada la terna se procede a apretalar al toro.

Terna en el ruedo
Terna en el ruedo

Terna en el ruedo

Como su nombre lo indica, los participantes de esta suerte serán tres charros. La terna está estrechamente unida a la jineteada de toros y deberá efectuarse en 8 minutos, que empiezan a contar desde el momento en que sale el toro del cajón con el jinete.

Las ternas que se ejecuten en menor tiempo contarán con puntos adicionales. El tiempo empieza a correr y termina cuando se limpia (se le quitan las lazadas), una vez que el jinete se ha apeado del toro, los 3 charros a caballo comienzan a lucir sus habilidades de lazadores.

Primero se busca lazar la cabeza, para lo cual cada charro tendrá una oportunidad que utilizará de manera alternada. Una vez que se ha lazado al toro por la cabeza o por los cuernos se intenta, también por turnos, tirar el pial. Es decir, sujetar al toro de las patas con la reata para finalmente derribarlo.

Jineteo de yeguas
Jineteo de yeguas

Jineteo de yeguas

El jinete de yegua, al igual que el de toro deberá permanecer en el lomo del animal hasta que éste haya dejado de reparar. El jinete que aprovechando la proximidad de la barrera se apoye o detenga o utilice para apearse cualquier otra circunstancia, será descalificado, así como si se apea antes de que el animal haya dejado de reparar.

En caso de que al animal jineteado caiga por resbalón o brinque la barrera, el jinete no tiene obligación de permanecer en el lomo y contará su jineteada. Cuando la yegua no pueda levantarse, se dará por terminada la jineteada y se calificará.

En general se aplican las mismas normas para calificar al jinete de yegua y el de toro

La única diferencia que existe es que al jinete de toro se le otorga mayor puntuación en su actuación por correr mayores riesgos en su ejecución.

Manganas a pie
Manganas a pie

Manganas a pie y a caballo

La mangana consiste en lazar únicamente las manos del animal cuando éste pasa a toda velocidad o está parado.

Estas suertes se realizan en equipo. Un manganeador que será auxiliado por 3 arreadores integrantes del equipo. Tendrá derecho a 3 oportunidades para tirar y siempre manganas diferentes.

Sólo se considerará mangana cuando atrape las manos y no se haya metido las patas o una mano solamente.

Se colocará en el lugar del ruedo que él seleccione y a una distancia mínima de 4 mts. entre la barrera y él. Los arreadores se encargarán de lograr que la yegua pase por ahí.

Si la yegua no pasa en esas condiciones y con la suficiente velocidad, no contará la oportunidad, siempre y cuando el lazador no remate su mangana (tirar o lazar). En cambio, la oportunidad cuenta si al estar floreando la reata para ejecutar su suerte la perdiera por cualquier causa, pase o no la yegua por el lugar conveniente. Se considera mangana consumada cuando al caer la yegua lazada y estirada, rinda costillar y paleta.

El lazador a caballo podrá tirar manganas sencillas, floreadas y pararse sobre el caballo, utilizando la silla y el anca para auxiliarse y lograr una excelente puntuación, ya que aunque se le califica bajo las mismas normas que al charro que manganea a pie, la tabla de puntuación será más alta. El arte de florear y manganear a caballo es de gran mérito por la dificultad que implica su ejecución.

Paso de la muerte
Paso de la muerte

Paso de la muerte

Es probablemente una de las suertes más peligrosas de cuantas se ejecutan en la charrería. Se necesita de gran maestría, valor y conocimientos para realizarla. Consiste enque el jinete, montando en pelo un caballo domado y educado, corre paralelamente a una yegua bruta que ha salido del cajón y, emparejándose con ella, se pasa del caballo en que va montado a la yegua. El jinete debe sostener únicamente de las crines, tanto de su caballo, como de la yegua a la que ha de pasar.

El charro que ejecutará esta faena será auxiliado por 3 ayudantes, quienes se encargarán de hacer correr a la yegua alrededor del ruedo.

El jinete dispondrá de 3 oportunidades para realizar esta suerte. La primera oportunidad será a puerta de cajón, ayudado por sus arreadores. En el segundo y tercer intento, los arreadores le pasarán la yegua en el lugar en que él espera. Cuando el paso de la muerte se ejecute en el primer intento se otorgará al jinete una calificación de 20 puntos, en el segundo 15 y en el tercero 10; y si la suerte se realiza con la yegua parada, caminando o trotando, obtendrá la mínima puntuación de 5.

Como la yegua no está acostumbrada a llevar jinete alguno en su lomo, al momento de ser montada repara, se levanta sobre las patas, brinca y corcovea, tratando siempre de librarse del pasador, pero éste no debe caerse, permaneciendo montado, bien sujeto de las crines hasta haber calmado al animal.

Comentarios